Hosting por dinahosting.

Ocho productores y trece centros educativos de la comarca y A Coruña consolidan su proyecto de cultivo y alimentación ecológicos con apoyo de la reserva de la biosfera y la Xunta

 

La agricultura ecológica como vía para dinamizar el rural fue una de las apuestas planteadas por la reserva de la biosfera. “De un área de población de 500.000 habitantes, hay solo veinte productores ecológicos. Hay una clara deficiencia y hay demanda”, sostuvo el gerente de la reserva, Jorge Blanco. El presidente de la reserva y el GDR, José Antonio Santiso, defendió su apuesta por este sector productivo para “dar un cambio radical al abandono del campo gallego y que se pueda colaborar entre sectores económicos”. Blanco abogó por “conseguir aumentar el número de comedores y de productores implicados, introducir nuevos productos, poner en marcha actividades de formación y realizar actuaciones complementarias como visitas o charlas”. “Tenemos que conocer a las empresas y coordinar compras”, señaló el ingeniero agrónomo de la reserva Miguel Fernández

 

En estrecha colaboración, ocho productores y responsables de trece centros educativos de la comarca y A Coruña han logrado, por un lado, reorganizar el funcionamiento de los comedores para funcionar con productos frescos y de proximidad, y por otro, garantizar el abastecimiento. “Al principio estábamos muy solos. Falta formación de profesorado y de las familias, y no es un tema de dinero”, asegura la directora de la escuela infantil coruñesa A Caracola, Beatriz Ferreira, una de las primeras y más firmes defensoras de apostar por la alimentación como pilar en los centros. “Puede costar unos 50 céntimos más cada plato, no encarece mucho el coste si se compensan las compras y se trabaja también la proteína vegetal, como garbanzos o legumbres, y no solo la animal”, señala la responsable de A Caracola, que insta a concienciarse sobre la importancia de la buena alimentación. “Hay que aprovechar los colegios que tienen cocina. En A Coruña todos los demás centros tienen catering. Los niños comen platos cocinados hace dos meses no sé dónde que vienen fríos en un plástico”, apunta. Por ahora, centros de A Coruña, Oleiros, Culleredo, Curtis, Cesuras, Abegondo o Carral se han sumado al proyecto.

Deja un comentario